Un adiós al verano 2017

5 Sep 2017

Llegaban niños, adolescentes, jóvenes y adultos a una de las esquinas más emblemáticas de Grupo de personas del Grupo Cubatá en el escenario del Partio de la Sociedad Cultural José Martí en el cierre del Veranonuestra capital. El sitio estaba bien definido para quienes habían compartido  toda una jornada estival disfrutando de excelentes opciones para el deleite de todos. La casa de los martianos nuevamente  se convertía en un escenario para decir adiós a este verano 2017 en compañía  de diferentes proyectos y talleres pertenecientes a la Sociedad Cultural José Martí. Era un regalo de aquellos, que con su arte nos invitaban a un cierre en el cual no faltaba el buen gusto.

Una hermosa exposición de fotografía abrió paso a este cierre a través de imágenes de Martí y  lugares emblemáticos de nuestra ciudad, dándonos la bienvenida a otra muestra expositiva: El Arte en miniaturas. Su facilitador nos comentaba  como había sido todo el proceso de confección de estas tarjetas que nos recreaban a un Martí poco trabajado, pero que en estos meses había sido una experiencia increíble, teniendo en Martí motivo de continuar desarrollando la capacidad de creación  entre las nuevas generaciones, o en buen martiano: ”Crear es la palabra de pase de esta generación”[1] . Los talleres de  ArteLee, Fotografía, Pintura Miniatura y la peña Cuento y pinto a Martí, en esta ocasión salieron de sus salones de clases para intercambiar con un público que no dejaba de asombrarse a cada explicación. Era el arte una vez más  mostrándonos lo hermoso y lo profundo de cada dibujo, fotografía o cuento. Era el arte reafirmándose como expresión de armonía. [2] 

Nuestra casa martiana continuaba mostrando a los presentes los resultados de un período no sólo de talleres y proyectos. Hubo momentos para recordar las principales actividades desarrolladas,  entre ellas,  la peregrinación del 30 de julio, muestra de recordación a  nuestros héroes y mártires, puesto que el legado martiano nos reafirma que “…Honrar héroes, los hace”.[3]

El Martí de todos nos seguía iluminando la tarde para juntos seguir una ruta por su casa. Escuchábamos dos voces jóvenes  saliendo de un público acogedor que declamaban:

Yo siento que hoy me compete

Martí de gran corazón

escribirte una canción

 y que tu altura respete.

Yo solo soy un grumete

admirador de tu vida

muy dolido por la herida

que tu mente separó

de ese lugar que ocupó

tu pluma brava, encendida.

Entre poemas iniciaba un espectáculo juvenil para culminar toda la jornada de este verano. Los proyectos  Cubatá, Habanabaila y Somos Amigos, se habían unido a través del buen gusto del arte,  para junto al  público presente  disfrutar de una muestra de su arte, como gratitud infinita a uno de los más universales del planeta, nuestro José Martí.  

Las letras de las canciones nos involucraban a todos, para hacer de esta tarde toda una gran fiesta martiana. Estoy en Cuba…. dicha grande, así nos interpretaban los  muchachos de Habanabaila, para entre todos tararear algunas de sus estrofas…  Sol que rima con fé y alegría……que  he tenido la dicha de nacer entre sus montes y  despertar en la mañana con el canto del sinsonte…. dicha grande en Cuba, no me canso de amarte.

Con esa dicha de todos los cubanos por haber nacido en esta tierra, entraba el proyecto Cubatá para compartir una mezcla de la Guantanamera con el Guaguancó, a la que suelen llamarle el  Guanchan. Buen baile, excelente música, todo acompañado  de lo más bello y hermoso de nuestra cubanía era disfrutado por los que llegaron a esta sede el 26 de agosto.  Seguíamos teniendo muestra del buen gusto acompañados del proyecto Somos Amigos, quienes junto a los presentes nos decían mediante sus  canciones que lo más importante es el amor y los sentimientos, esos que no se compran con nada.

Composición distinguida

verbo filoso y cortante

amor pródigo y pujante

de todo el amor sentido

voz y palabra, latido

de luz tenaz, constante.

Soy muy pobre en este instante

en mi evocación por ti

porque yo sé, mi Martí

que nada de lo que escriba

podrá sanarte la herida

por lo que yo te perdí.

Así continuaban sus presentadoras anunciándonos cada entrada; eran poemas dedicados a nuestro héroe nacional por autores latinoamericanos, dichos por voces jóvenes.

Una tarde en la cual las canciones de Silvio no podían faltar a esta cita. Acompañados de guitarra los integrantes del proyecto Cubatá  nos interpretaban una de sus canciones  “Rabo de Nube”, para continuar disfrutando de la buena música. El público gustoso  recibía de manos jóvenes  flores blancas, como muestra de agradecimiento de quienes con su arte amenizaban esta jornada  de verano.

Últimos minutos….

Ojalá que las hojas no te toquen el cuerpo cuando caigan, para que no las puedas convertir en cristal.
Ojalá que la lluvia deje de ser milagro que baja por tu cuerpo, ojalá que la luna pueda salir sin tí, ojala que la tierra no te bese los pasos.

Con estas letras de fondo  llegaban nuevamente las presentadoras, anunciando un adiós, no definitivo, puesto que el verano 2018 será nuevamente para la Sociedad Cultural  José Martí  el espacio de disfrute para todos, en el que de seguro  el buen arte unirá a todos los martianos. Fue así como entraron todos los proyectos a cantar Lo que dicta el porvenir, del cantautor Arnaldo y su Talismán y en la que todos los participantes alzando los brazos decíamos en un coro bien sentido:

Hoy me sorprendí buscando amor, lo hermoso, lo sincero, lo sutil

Y te encontré rimando entre las palmas

Atento a lo que dicta el porvenir.

 

Hoy yo dije hombre y te sentí

No tan perfecto, a veces, infeliz

Y te encontré riendo entre las aguas

Entre mar, la espuma y  colibrí. 

[1]Martí, José .El Partido Liberal, México, enero 30 de 1891, OC 6:20.

[2] Martí, José. Revista Universal, México diciembre  31 de  1875. OC 6:390. Arte

[3] “Carta a Martí” La nación Buenos Aires, junio 16 y 17 de 1883. O.C 9:404