Hijos de su tiempo

5 May 2017

Jóvenes de la reserva de cuadros de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana fundaron este jueves 27 de abril el Club Martiano “Hijo de mi tiempo” en claro homenaje al Apóstol de Cuba, al líder de la Revolución Fidel Castro Ruz, y al Historiador de la Ciudad Eusebio Leal Spengler.
La agrupación se suma a otras diez similares con que cuenta el Consejo Municipal de la Habana Vieja. El vicepresidente de la Sociedad Cultural “José Martí”, René González, señaló la combinación de talentos que caracteriza el heterogéneo grupo de jóvenes. “Se pueden lograr muchas en ese municipio más allá de su transformación material, si se trabaja con amor y entusiasmo”, comentó.

Los 47 jóvenes que integran el Club provienen de las direcciones de Cooperación Internacional, Patrimonio, Proyectos, Planificación, Economía, Inversiones, Sociedad y Educación, y de las instituciones Puerto Carenas, Quinta de los Molinos, Plan Maestro, Agencia de viajes “San Cristóbal”, Cabildo y Habana Radio.

“Pienso que el Consejo de la Habana Vieja puede ser una referencia del trabajo de la Sociedad Cultural porque allí lo tenemos todo” dijo González Sehwerert refiriéndose a los problemas sociales que aquejan la zona, especialmente a la infancia, el nuevo escenario de negocios por cuenta propia, y el turismo.

“También allí tenemos la historia de Cuba, y a José Martí, en cada rincón de la ciudad. Él es la excusa perfecta para que ustedes, junto al resto de los clubes de la localidad, ayuden a transformar ese escenario y tengan un impacto real en las personas que allí viven, en la población en general”, apuntó el Héroe de la República.

En el acto se ratificó la directiva del Club conformada por Maidolys Iglesias Pérez, como Presidenta; Álvaro Verdes Tribóns, como Vicepresidente; yAnnia Hernández como Secretaria Ejecutiva.

MaidolysIglesias, trabajadora de Plan Maestro, comentó a Habana Radio que “la propia obra de la Oficina del Historiador tiene principios martianos en la manera de restaurar no solo las edificaciones y los inmuebles sino también “las almas” como dice Leal. Incluir a la población en la restauración del Centro Histórico es parte de esos principios martianos de pensar siempre en las personas y la comunidad”.

“Hijo de mi tiempo” se refiere al título de un libro del Historiador de la Ciudad que recopila discursos, conferencias y textos que el Dr. Leal realizara en condiciones difíciles. En una ocasión que fue invitado al espacio El Autor y su Obra, del Instituto Cubano del Libro, también señaló: “Soy un hijo de mi tiempo, he sido un defensor, en nombre de mi humilde cubanía, de la singularidad dentro de la igualdad y he creído en la unidad como el resultado de una suma de individualidades”.

La joven socióloga explicó que como Leal, el grupo es resultado de su generación y que además de la juventud que les caracteriza, como agrupación les distingue la multidisciplinariedad, al agrupar a arquitectos, ingenieros, sociólogos, psicólogos, historiadores, comunicadores, que podrán preñar la iniciativa de una amplia variedad de ideas y experiencias.

Celebrar el pensamiento del Héroe Nacional cubano José Martí es la línea fundamental de trabajo de la organización no gubernamental creada el 20 de octubre de 1995. Bárbara Oliva Caraballo, presidenta de la Filial Habana de la Sociedad Cultural “José Martí”, aseguró que el objetivo principal de la institución es promover el pensamiento martiano, los valores éticos, políticos y culturales del pensamiento y la identidad cubana a partir de conferencias, intercambios, cursos y otras iniciativas.

El nexo entre la Sociedad Cultural y la ciudadanía en su conjunto es el Club Martiano, a través del cual se puede materializar el propósito de proyectar hacia los niños, los jóvenes, el público en general, las ideas y la obra del Apóstol, y la cultura e historia de Cuba, explicó René González a nuestra emisora. “Es importante que el Club que se cree se proyecte fuera de sí, y cuando sus integrantes son jóvenes tiene muchísimo valor. La Sociedad y su membresía necesitan rejuvenecerse, y la juventud tiene iniciativas, energía, quiere ser protagonista de su tiempo”, valoró.

El próximo 4 de mayo la organización entregará la distinción “El Tabaco Libertador” que se otorga a personas y entidades con una destacada y sistemática labormartiana. El galardón honra la memoria del tabaco que le enviara Martí a Juan GualbertoGómezen enero de 1895, con la orden de alzamiento firmada por él. La cita, que será también en el mausoleo de mármol gris Siboney, prevé la inauguración de la muestra “Una rosa por la paz”.