Leal, los Jóvenes y el Colegio San Pablo.

7 Abr 2017

El 4 de abril en las primeras horas de la mañana el historiador de la ciudad Eusebio Leal Spengler, en compañía del vicepresidente de la SCJM René González Sehwerert, tuvieron un encuentro con los jóvenes de distintas aéreas de trabajo de la  Oficina del Historiador de la Ciudad, que son los continuadores de la obra de rehabilitación del casco histórico. El lugar una edificación muy nombrada el crónicas y biografías del Apóstol pero desconocida para los trabajadores y dirigentes de la Industria Básica, sus últimos moradores en 2010: El Colegio San Pablo del venerado Rafael María de Mendive Daumy y por el que deambuló el joven Pepe desde 1865 hasta 1869.

Como nos tiene acostumbrados Leal habló del entorno de la escuela, los teatros, del barbero, de los jóvenes y de los pelos y bigotes  postizos que se fabricaban. De las tertulias en el Colegio San Pablo, que valida el principio de que lo que pierde el hombre no es lo que viene de afuera sino lo que viene de adentro. Por eso eran muy importantes las ideas que se movían en esos sencillos encuentros de lecturas de poemas, pequeños conciertos y otras actividades que ejercieron gran influencia en la vida de los jóvenes, incluyendo la educación en valores y la importancia del Usted.

Aquí no se entregará un edificio sino una ESCUELA llave en mano con 21 aulas para 450 alumnos, que promoverá el estudio de la historia además de otras facilidades.

Como colofón de la actividad el Director de la Editora Boloña realizó reconocimientos a jóvenes destacados y René González se dirigió a los jóvenes, recordándoles las esperanzas que alrededor del mundo hay puestas en Cuba, de las que ellos son depositarios, para luegoconvocarles a que como jóvenes trabajadores de esta hermosa trinchera crearan un club martiano, que pueda convertirse en un instrumento de mejoramiento humano en la importante comunidad en la que ejercen.

Fue un encuentro de nuestra juventud con la historia, con Martí y con el futuro que han de protagonizar y construir para Cuba.

 

Josep Trujillo